junio 23, 2024
Más noticias – Noticias recientes

Detrás de la mayoría de los trastornos cardiovasculares está la aterosclerosis, que es el resultado de la acumulación de colesterol y material inflamatorio dentro de las arterias. Este proceso apuesta por la gestión de la edad de los jóvenes y hace que permanezca en silencio durante décadas. A veces el primer síntoma es un infarto, un ictus o las primeras manifestaciones de deterioro cognitivo. Por eso, identificar el momento preciso en el que comienza todo es el primer paso para controlar el problema y revolucionar la prevención cardiovascular.

En este ambicioso proyecto se puso en marcha el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), que fundó un proyecto internacional destinado a identificar precozmente la aterosclerosis. En colaboración con un hospital de Copenhague, el Rigshospitalet en Dinamarca, los dos centros de investigación seguirán a 16.000 voluntarios durante los próximos años en el marco de un proyecto lanzado bajo las siglas REACT.

En el caso de España, se reclutarán algunos voluntarios entre los empleados del Banco Santander que hayan participado en diversos estudios de prevención cardiovascular.

La Fundación de la farmacéutica Novo Nordisk, propietaria de las superventas Ozempic, financia el proyecto de investigación, pero ningún medicamento de la empresa ha sido probado. El objetivo no es tanto probar tratamientos, sino modificar los protocolos de prevención cardiovascular con información proporcionada por kilómetros de pruebas de imagen, análisis genéticos y biomarcadores en sangre.

A estos 16.000 voluntarios de entre 20 y 40 años de España y Dinamarca se les presentarán ecografías o escáneres en diferentes zonas del cuerpo. Se sabe que la obstrucción arterial ocurre en las columnas y el cuello, antes de extenderse también a las arterias coronarias, las arterias que se vuelven a unir al corazón. Por lo tanto, las ecografías se centrarán en estas áreas y los resultados se analizarán junto con otras pruebas analíticas para compararlos con una detección precisa de la aterosclerosis.

Leer más  La brecha de ingresos pone en peligro la jubilación de millones de personas

Calculadoras de riesgo

Borja Ibáñez, director científico del CNIC y líder del proyecto REACT, cree que en esta primera fase del proyecto habrá información suficiente para desarrollar calculadoras de riesgos. Con ellos podrás identificar dentro de la población general a las personas con mayor posibilidad de tratar la aterosclerosis de forma temprana. “Sería una buena idea para cualquiera que quisiera tener un cribado a corto plazo”, explica cuando se le pregunta sobre un futuro programa de detección precoz de enfermedades cardiovasculares.

La segunda fase del proyecto consistirá en el uso de estrategias, como la modificación de hábitos de vida de los participantes y tratamientos tempranos para evitar la progresión de la aterosclerosis una vez detectada.

También te puede interesar – Medios digitales